Los diputados se unen para aumentar el Presupuesto de la UNT para 2019

El rector de la Universidad Nacional de Tucumán (UNT), José García, obtuvo lo que buscaba: los diputados nacionales tucumanos se comprometieron a luchar en el Congreso para que se incrementen los fondos para 2019. Seis de los nueve representantes en la Cámara de Diputados, a pesar de pertenecer a diferentes bancadas, se abroquelaron para aumentar el Presupuesto de la casa de Juan B. Terán.

Con García en la cabecera, seis diputados se reunieron en la sala del Consejo Superior para escuchar el pedido de la UNT. En poco más de una hora de debate, el rector relató las facetas de trabajo que culminaron en el proyecto de Presupuesto que se debate en el Congreso. A mediados de año, la UNT elaboró y giró a la Nación un anteproyecto de presupuesto para 2019 que asciende a $ 6.765 millones. El Consejo Interuniversitario Nacional (CIN) propuso, por su parte, que se fije el presupuesto para las 57 universidades en $ 144.115 millones. Esa cifra contempla el 25% de aumento otorgado en la paritaria nacional docente. Las demás partidas se actualizaron con una pauta del 42%.

A pesar de las propuestas de la UNT y el CIN, el Ministerio de Educación propuso que el presupuesto para las 57 universidades nacionales alcance $ 123.507 millones. De esa cifra, $ 121.952 se distribuyen entre las casas de estudio. De acuerdo a las planillas giradas al Congreso, a la UNT le asignarían $ 5.684 millones, un 29,03% más que los $ 4.405 millones de este año (unos $ 1.100 millones menos que lo solicitado).

De esta manera, la casa de Juan B. Terán se mantiene sexta en el escalafón de la distribución de fondos: la UNT recibe el 4,66% (un 0,03% menos que en 2017).

“Los fondos para Infraestructura serán uno de los temas de discusión de ustedes, y les pedimos hacer mucho hincapié, porque en el último pedido del CIN hay $ 4.000 millones para solicitar obras. Les pedimos que nos acompañen porque de aquí pueden salir los fondos para terminar la remodelación de la Facultad de Bioquímica”, explicó García, ante la mirada de José Cano y Beatriz Ávila (Cambiemos), Marcelo Santillán (Unidad Ciudadana), María Teresita Villavicencio (UCR-Eco), José Orellana y Gladys Medina (Justicialista por Tucumán). Se excusaron por no participar Alicia Soraire (Unidad Ciudadana), Facundo Garretón (Cambiemos) y Pablo Yedlin (Argentina Federal). El ex ministro de Salud envió a su colaborador, Samuel Semrik, a tomar nota del encuentro. “La obra de Bioquímica estaba licitada, tenía un costo de $ 98 millones, pero este año Nación decidió no iniciar obras nuevas por la situación económica. Una nueva tasación del mismo proyecto hoy ronda los $ 175 millones”, continuó García.

El rector explicó que desde el CIN también se acordó solicitar la redistribución de $ 3.500 millones, para que todas las universidades tengan un incremento presupuestario del 32,9%, que es el que se le concedió en el proyecto a la Universidad de Buenos Aires. De esos fondos, a la UNT le corresponderían $ 170 millones. Lidia Ascárate, secretaria Económica Administrativa de la UNT, acompañó a García para explicar las cifras de las planillas que entregaron a los diputados.

Sobre el final de la reunión, Cano aseguró que acompañarán los pedidos de la UNT y del CIN. Ávila aclaró que, como Cambiemos no tiene mayoría en Diputados, el tema deberá salir por consenso. “En fondos para educación no hay grietas”, concedió la peronista. Santillán coincidió con Cano en que acompañarán el reclamo de la UNT para que se redistribuyan $ 3.500 millones, para que todas las universidades tengan un incremento del 32,9%, el mismo concedido a la UBA.

Villavicencio, a su turno, explicó que el presidente de su espacio, Martín Lousteau, forma parte de la comisión de Educación y que le transmitirá los pedidos del Rectorado. Medina, por su parte, apuntó al impacto regional de la UNT: “sabemos que catamarqueños, jujeños, salteños y santiagueños vienen a estudiar aquí a Tucumán, por lo que sostener la calidad educativa es importante para toda la región”.

Etiquetas